Nacho Umbert

© Javier Jubera

© Javier Jubera

Consagrado como el cantautor más atípico del país, Nacho Umbert publica su nuevo álbum, tercero desde el inicio de su carrera en solitario ahora hace cinco años. Editado por Fina Estampa, Familia contiene nueve canciones que giran en torno al concepto que le da título, ese mágico juego de espejos que nos enfrenta a nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro.

Partiendo de una historia protagonizada por su abuela y el frustrado fichaje de Di Stefano por el Barça, el cantautor barcelonés varea casete en mano su árbol genealógico para novelar un repertorio que, producido por la mano fiel y maestra de Raül Fernández (Refree), rebosa costumbrismo mágico y pop de cámara.

Envuelto en el exquisito diseño del ilustrador riojano Javier Jubera, Familiacertifica la enorme capacidad del que fuera líder de Paperhouse para detener relojes e ignorar calendarios. Comenzando por el celebrado Ay…(2010) y su hermano menor No os creáis ni la mitad (2011), su obra parece existir en un tiempo paralelo, ajeno a la velocidad y el vértigo, que remite a Bill Callahan, Kurt Wagner, el Sufjan Stevens más intimista y, en general, a esos cowboys tristes que citaba en los agradecimientos de su debut.

Barbarroja y Cary Grant, amores furtivos y capítulos clave de nuestro pretérito imperfecto, algún primo y todos los paraguas de Inglaterra en cuarenta y cinco minutos de remanso o cuando el pop es abrigo.